“El problema de la primera infancia no radica exclusivamente en la pobreza material si se considera que el crecimiento económico ha permitido mejorar indicadores de este tipo de pobreza de muchas regiones, sino más allá de eso, refiere a condiciones de vida y oportunidades para el ejercicio de derechos que no se generan solamente a partir de un ingreso familiar suficiente” (Boletín ONA N°8, Díaz, 2016)